PlantillaFotoCabecera-Blog

¡Muy buenas a todos!

Este sábado tuve el placer de ser invitada por El Llagar de Colloto con motivo de la II Edición de su Feria de Novios para dar una charla sobre la organización de bodas. Me gustó el formato porque normalmente, en las ferias te invitan a que pongas un stand en el que el elemento que brilla es la decoración, y al final los novios suelen pensar que nuestro trabajo consiste únicamente en decorar bodas, así que me pareció una buena oportunidad de contar alguna cosilla sobre la realidad de nuestro trabajo y acercar un poco a los novios la figura del Wedding Planner.

Así que allí que me fui con mi presentación titulada:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 1

El objetivo como os decía, era el de hablar con las parejas que se acercaron hasta allí sobre lo que implica organizar una boda -costes incluidos- y aportarles esos consejos que yo les doy a mis parejas y que intentamos siempre cumplir a rajatabla. Les conté una anécdota que me pasa a menudo, y es que tiendo a hablar de las parejas con las que trabajo como “mis novios”, y cuando sale a conversación uno u otra, suelo decir: Ah sí, fue novio mío el año pasado. – Y claro la gente alucina un poco en plan…¿pero tú no te casaste ya hace dos años?.- ¡Jajaja! En fin, tendré que trabajar este asunto.

Pues hoy quiero compartir con todos vosotros el contenido de la charla, por un lado porque estoy segura de que se me quedaron cosas sin decir y por otras pasé muy por encima por el tiempo, y por otro porque quizá estos pequeños consejillos puedan ayudar a alguna pareja que empieza a dar sus primeros pasos en el maravilloso mundo de las bodas. 😉

Vamos allá.

Consejo número uno: CALMA. Y es que lo normal tras el momento de decidir que os casáis es que os entren mil y una dudas: ¿Cuándo nos casamos? ¿Y ahora cómo lo contamos? ¡Ay qué emoción! ¿Y nos dará tiempo?

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 2

Mi recomendación: echad el freno y pensad. Porque en este mundo tecnológico en el que nos movemos, lo primero que os va a salir es escribir un Whatsapp o mandar un audio, o haceros un video en Snapchat rollo: ¡Nos casamos! Y por experiencia de unas cuantas bodas a mis espaldas os diré que no es una buena idea. 🙂 Intentad hacer un ejercicio de empatía, pensad en las personas más importantes a vuestro alrededor e intentad visualizar cómo les gustaría recibir la noticia.

La segunda cosa sobre la que tendréis que poneros a pensar es en LA FECHA. El “cuándo” determinara, por un lado el lugar, ya que muchos restaurantes o espacios para bodas tienen sus reservas cerradas con hasta dos y tres años de antelación, y también el tiempo que tendremos para organizar la boda. A la pregunta de si se puede organizar una boda en tres meses, mi respuesta es sí, pero con muchas menos opciones en cuanto a proveedores que si se hace con más tiempo.

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 3

Una vez tenemos la fecha, el siguiente paso será empezar a pensar en EL LUGAR. Y esta es sin duda una de las decisiones más importantes a tomar en la organización de una boda. ¿Por qué? Porque por una parte marcará el estilo de toda la boda, y por otra parte será una decisión que por regla general no admite mucho retorno ya que los restaurantes y espacios suelen exigir un pago por adelantado en concepto de reserva de fecha que deberéis hacer SIEMPRE previa firma de un contrato y de cuyo pago deberéis exigir una factura.

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 4

Comentaba con las parejas que asistieron a la charla, que a la hora de decidir el espacio, entra en juego una variable muy importante, que es:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 5

Y seguro que diréis, chica, pues normales, como todos. Y está claro que sí, 🙂 pero bajo mi experiencia, he llegado a la conclusión de que hay dos tipos muy diferenciados de novios y que esta diferencia marca de forma determinante el tipo de lugar que escogen para casarse y la forma de organizar su boda.

Por un lado están los novios que centran la organización de su boda en sí mismos:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 6

Suelen ser parejas que tienen muy clara la boda de sus sueños y que han decidido que van a hacer todo lo posible por hacerla realidad. Les ponía el ejemplo el sábado de la pareja que es amante de la naturaleza y que quiere casarse en lo alto del pico de la montaña que subieron el día que se besaron por primera vez. Pues esa pareja pensará en el momento mágico de darse el sí quiero con las nubes bajo sus pies, y no les importará que sus invitados vistan trajes de gala con botas de monte para acompañarles, o que incluso les esperen abajo mientras ellos se casan el lugar deseado.

Por otro lado, están los novios que centran la organización de su boda en sus invitados:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 7

El ejemplo es Isabel Preysler organizando la cena de gala en casa del embajador. 😀  Y es que este tipo de novios preparan cada detalle pensando siempre en el bienestar de sus invitados. Posiblemente estos novios renuncien a una boda lejos de donde se ubica su núcleo familiar para que éste no se tenga que desplazar en exceso, y buscarán un espacio amplio donde todos puedan sentirse cómodos.

Quizá a muchos os parecerá una tontería esta clasificación, pero es real. Y esta simple distinción en el enfoque, marca diferencias enormes a la hora de plantear la organización de cada boda. Pues bien, sabiendo ya qué tipo de novios sois y qué boda queréis, estamos listos para:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 8

Lo normal es que entréis en internet y pongáis en Google: BODAS EN ASTURIAS, RESTAURANTES DE BODAS EN ASTURIAS, CASARSE EN ASTURIAS. Y para cuando google os haya devuelto aproximadamente 512.000 resultados habréis decidido ya cancelar la boda, aún sin saber que lo peor está por llegar. Y es que tras varias horas navegando por las diferentes opciones, os animaréis a enviar unos mails preguntando disponibilidad de fecha y precios de los menús, y entonces descubriréis que necesitáis un máster para poder analizar toda la información recibida.

Y es que sí, no hay producto más desagregado que el de las bodas. Unos restaurantes te envían un pdf con sus menús planteados con precios cerrados, pero que luego son modificables y personalizables y entonces se os abre un mundo de posibilidades, otros os envían un word con cientos de entrantes, primeros platos, segundos platos, pescados, carnes, postres, cortantes y otras delicias para que seáis vosotros los que busquéis la combinación que más os guste; unos os incluyen el IVA, otros os lo ponen aparte; unos os incluyen al cortador de jamón, otros no; unos llevan la barra libre cotizada por horas, otros por copas o invitados. Y lo cierto es que enfrentarse a este Mare Magnun es complejo. En este aspecto, un Wedding Planner os puede ayudar, porque no solo dispone de todos los menús de todos los restaurantes con los precios actualizados de cada temporada, si no que además ha hecho el trabajo de organizar la información de forma que os sea sencillo elegir. ¿Veis? Las Wedding Planners molamos. 😉

Pues una vez que más o menos tengáis hecho este trabajo, y hayáis hecho una lista con vuestro TOP TEN, tenéis que prepararos para VISITAR cada uno de los elegidos. Y este es un paso que no es discutible, hay que hacerlo. Incluso cuando vivís fuera hay que tratar de que en una escapadita podáis acercaros a visitar los que hayan sido elegidos tras el trabajo de selección previa, porque es muy importante.

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 9

Y es importante porque va a ser el lugar en el que os daréis el SÍ QUIERO. El lugar dónde celebréis la fiesta. El lugar donde pasaréis un montón de horas organizando y preparando detalles, y es importante que conozcáis a su equipo de trabajo, veáis todas las instalaciones, y por ello no debéis dar puntada sin hilo. Por decirlo de alguna manera, en cada visita tenéis que ir con una MISIÓN CLARA:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 10

O lo que es lo mismo: observar o examinar algo o a alguien con mucha atención y minuciosidad. Intentad llevar una lista con todas las cosas importantes que necesitáis saber: desde el número de bodas que realizan en un día, el número de salones, el número de camareros, la forma de servir, las mesas, las opciones de mantelería, platos, cubertería y cristalería, los planes A y los planes B, dónde se baila, dónde se coloca el DJ, cómo va “eso de la SGAE”, dónde están los baños, ¿y para mi tía abuela que va en silla de ruedas?, la decoración floral, las opciones de personalización, los horarios y la disponibilidad para el montaje de detalles, y un sinfín de cosas que como repito, lo ideal es llevarlas apuntadas en una lista. Las listas, creedme, salvan vidas. 

Y este proceso aplica a todos y cada uno de los proveedores de vuestra boda. Wedding Planner incluida. Preguntad por la forma de pago, el contrato, que os den la opción de llevarlo a casa y estudiarlo con calma. Testad el feeling con la persona responsable de llevar vuestra boda porque esta relación puede ser determinante. Aseguraos de que a todo lo que os dicen que sí antes de firmar el contrato, sea lo mismo a lo que os digan que sí una vez el contrato esté firmado. Y no toméis decisiones precipitadas. Normalmente hay opciones de bloquear fechas durante un tiempo sin coste y lo ideal es que no decidáis a la primera. Más que nada porque aunque se trata de una “compra inspiracional”, que si te gusta, lo normal es que aparezca el impulso de sacar el boli para firmar y la tarjeta de crédito para pagar, es aconsejable que comprobéis que no os va a pasar lo mismo en ese otro espacio que os queda en la recámara. Hacedme caso: BUSCAD, VISITAD, ESCRUTAD.

Y el último paso ya es ELEGIR. Y os tengo que decir que elegir implica, siempre:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 11

La propia palabra lo dice: elegir es renunciar a una de las opciones. Y sí, es cierto, el lugar perfecto no existe. Porque quizá ese lugar perdido en las montañas en el que el banquete se hace bajo unos preciosos tipis es demasiado arriesgado para la época del año que habéis elegido. O puede que ese palacio que os enamora desde que un día pensasteis en casaros, no tiene espacio suficiente para el número de invitados que barajáis. Pueden ser mil cosas. Pero una sola os voy a decir: ¿Qué más da?

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 12

Y esta es la mayor verdad que os puedo decir tras todas las bodas que he hecho. Todos y cada uno de vosotros habéis tenido y tendréis que renunciar a algo en vuestra boda. Pero lo verdaderamente importante es que vosotros sois vosotros. Y eso no es una elección, es un hecho. Vuestra boda es vuestra, y los invitados van a celebrarlo con vosotros, y a veros a vosotros, y a ser felices porque vosotros lo sois, y eso, mis queridos novios, es lo único importante. ¡Recordadlo!

Y por último, y para acabar con la primera parte de este post, porque estoy viendo que colgar la presentación entera se va a hacer muy largo -y es que no es lo mismo decirlo que escribirlo ;)- quiero cerrar está primera parte con un tema muy, pero que muy importante:

Living Las Bodas - Charla Llagar de Colloto 13

LA LEGALIDAD. Por un lado, en cuanto a los tramites legales que necesitáis para casaros y sobre los que ya he escrito en otros post. Pero sobre todo en cuanto a proveedores se refiere. El mejor consejo que os puedo dar es que seáis muy exigentes. Que cuando os enfrentéis a la elección de un proveedor, sea restaurante, sea músico, sea fotógrafo, sea florista o sea Wedding Planner, exijáis profesionalidad. Y con profesionalidad no digo experiencia -aunque ésta es muy importante- porque soy de la creencia que todo profesional empieza en algún momento y si no fuera porque hay clientes que confían en nosotros en nuestros inicios, ningún emprendedor se haría empresario. Cuando hablo de profesionalidad hablo de esa persona o empresa que te ofrece un servicio bien definido, en el que sabes por lo que estás pagando y qué vas a obtener a cambio, cuándo vas a hacerlo y cómo, y cuyo trabajo además esta avalado por:

  1. Su honradez, que le hará hablar con el corazón, ser sincero, no fingir que no es quién es y establecer con vosotros una relación basada en la confianza.
  2. Su legalidad, que probablemente le hará ser más caro frente a otros que no pagan sus impuestos ni sus seguros pero que sin duda os dará la seguridad de que si algo va mal, tendréis dónde reclamar.

Por mi experiencia se, que a los verdaderos profesionales, es rara la vez a la que hay que reclamarles algo. Así que porfa, cuando os enfrentéis a dos presupuestos y veáis una diferencia de precio grande, no penséis con ligereza: preguntad. Y si me decís, vale pero, ¿cómo se yo si un profesional es o no legal?.- Sencillo. Si os da un contrato -aunque esto no siempre es garantía- y si os emite una factura por sus servicios. Recordad ese refrán tan cierto de que nadie da duros a cuatro pesetas y no os juguéis el éxito de un día tan importante sin tener muy claras las cartas que tenéis. 😉

¡Y eso es todo por hoy!

Espero que os haya gustado, y en breve, la segunda parte.

¡Un besazo y gracias por leerme!

Pau.

Para la presentación, he usado fotos de las bodas que he hecho en estos años, por orden de aparición: Foto Slide 1 y 6: Marcos Vega  | Foto Slide 2,3 y 4: JFK Imagen Social | Foto Slide 5: Pemberley Photos | Foto Slide 7: Héctor Torra | Foto Slide 8: Luz Norte Studio.

Comentarios

Comentarios (2)

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.