_2vs6606

Pues sí amigos, el 2016 llega a su fin. Y como cada año por estas fechas uno suele hacer balance de las cosas buenas y de las malas, de lo vivido y de lo pendiente y enfoca el nuevo año cargado de buenos propósitos. Yo recuerdo a la perfección el mío del 2015: intentar ser lo más feliz posible. Porque siendo honesta con vosotros, el año pasado terminó mal y empezó de una manera digamos, no demasiado triunfal. Recuerdo estar tomando la última uva y entonar un ¡Feliz Año nuevo! con la boca pequeña mientras me invadían una serie de sentimientos encontrados que no me permitieron disfrutar de la fiesta todo lo que me hubiera gustado. Achaques de salud, proyectos de futuro frustrados y una necesidad imperiosa de cambio, eran algunas de las cosas que cargaba en mi saco el año pasado por estas fechas. Sin embargo, una vez aprendes que cada aspecto negativo de la vida es un puntal más en el que apoyarte para seguir adelante, la cosa cambia. Y así fue: en Enero decidí que todo estaba por hacer y me puse manos a la obra. 🙂

Tras darle muchas vueltas y no sin volver loco a mi querido diseñador e informático Sergio, de Studio Llunik, en Febrero me lié la manta a la cabeza y con alegría y nervios lanzaba esta nueva marca a la vez que me disponía a ser la mejor versión de mi misma en todo lo que hiciera. Como veis yo soy muy poco de meterme presión. 😛  Y deshaciéndome de mis miedos y aferrándome a la pasión que le tengo a este trabajo, alquilé un mini estudio para montar mi campamento base. Sin duda tengo que darle las gracias a la buena amiga que me dio el empujón necesario para lanzarme a la piscina. ¡Gracias Eli! Fue una época genial, con muchísima ilusión puesta en esta pequeña empresa, y sobre todo: super divertida. ¡Lo que nos reímos pintando y compartiendo nuestros particulares episodios de Bricomanía por Snapchat! 😀

Y un soleado día de Marzo, Lore llegó a mi vida. Un mail, unas practicas y en menos de nada allí estaba ella en su primera boda echando los restos. Porque si algo hacemos en las bodas es eso, echar los restos. La vi trabajar muy duro. Correr, sudar, mirarme con cara de pánico máximo mientras yo iba de acá para allá dando ordenes y luego reír, disfrutar, y una vez terminado todo, llorar. Llorar para liberar la tensión de la que fue su primera incursión real en las bodas. Y no todo el mundo aguanta el ritmo de una boda real. Sus palabras textuales fueron: “no tenía ni idea de que esto era así”. Y es que, ¡ay, amigos! ¡Cómo engaña este trabajo nuestro! Pero luego dijo: “pero oye que me ha encantao”, y claro, me conquistó para siempre. 🙂

Poco a poco y pico-pala, fuimos construyendo las bonitas historias de vuestras bodas. Bodas divertidas, románticas, alegres, emotivas. En Abril llegaron Eva y Chris y Aran e Iván. En Mayo Silvia y Pedro. En Junio Ana y Nacho, Pilar y Felipe y Karina y Elías. En Julio Valeria y Fernando, Patri y Alex, Marina y Omar, Aida y Pablo y justo justo antes de la boda de Mónica y Chencho, con la que cerrábamos el segundo trimestre, apareció Carla en medio de toda esa vorágine, con su sonrisa incombustible y su creatividad desbordante. A Dios pongo por testigo que con Carla en mi vida nunca volveré a pasar hambre. Porque no veáis los platos de Masterchef que se curra en un plis plas en la oficina. 😀 Y lo divertida que es, lo buena gente, y lo currante. Al igual que Lore me sorprende mucho que siendo tan jóvenes, tengan tal nivel de responsabilidad y compromiso. La verdad es que esto va a sonar a Drama Queen, pero si el 2015 me quitó dos regalos, el 2016 quiso compensarme. Así que agradecida, y emocionada, solo puedo decir: Lore, Carla, ¡gracias por venir! ¡Y sobre todo por quedaros! 

_2vs6615 _2vs6620 _2vs6632   _2vs6606

En Agosto arrancamos con Elena y Miguel, Vanessa y Sergio, Laura y Ben y llegó septiembre con la boda de Eli y Guille, la de Vero y Pablo y la de Claudia y Manuel. Octubre nos deparaba a Mari y a Diego, a Mariana y a Nicola y noviembre a Raquel y Kike y a Vero y Sixto, durante cuya boda nos llamó Olga para encargarnos la decoración del bautizo de Mateo, con el que cerramos diciembre.

Si a eso sumamos que terminamos temporada con, además de un sinfín de buenos momentos, dos bebés preciosos, pues para qué queremos más. Tras meses de espera llegó Santi, el peque que nos hizo enloquecer con los arreglos del vestido de Patri, y Vera, la pequeñina de Vanessa y Sergio. 🙂

A todos vosotros: GRACIAS DE CORAZÓN. No sabéis cuánto llenáis nuestra caja de emociones. No sabéis cómo de felices somos gracias a vosotros. Vosotros sois sin ninguna duda lo mejor que nos pasa cada año y no podemos estar más felices de haber podido compartir con vosotros este año que se va y que nunca olvidaremos.

A nuestras familias tenemos que hacerles la ola. Porque están ahí SIEMPRE de manera incondicional. A mi marido que tiene el cielo ganado conmigo y que me ayuda en todo, me apoya, me aconseja. Y a todos los que sin querer conforman el consejo de dirección de esta “empresina”. 🙂

A los amigos, profesionales y colaboradores que hacen que nuestro trabajo brille y sin quienes no seríamos nada. Pero nada de nada. ¡Qué haríamos sin vosotros! Gracias por la paciencia, por aguantar mis audios de whatsapp a horas intempestivas y por apoyarnos en nuestro afán de profesionalizar este trabajo nuestro.

Pero sin duda mis 365 días han sido super TOP gracias al equipo que ha compartido todo esto conmigo. Mis compañerasY es que juntas hemos vivido momentos inolvidables. Hemos trabajado muchísimo, ¡pero muchísimo! Hemos aprendido otro tanto, y es que si algo bueno tiene este trabajo es, que de cada día y de cada boda, te llevas algo nuevo. Hemos trabajado con muchos proveedores nuevos que se han convertido en amigos y hemos disfrutado muchísimo en cada proyecto. Sin duda alguna lo que Living Las Bodas ha logrado este año, es el resultado del trabajo en equipo. 🙂

Por todo ello, y porque tenemos mil y un motivos para estar agradecidas y para celebrar, hemos querido despedir el año de una forma especial haciendo aquello que normalmente reservamos para otros. Nos hemos dejado mimar y hemos posado poniendo de manifiesto público y notorio el personajismo que nos caracteriza. 😀

_2vs6505 _2vs6468 _2vs6539

¡Gracias a Peluquería Mary Huerta, a Personal Shopper Asturias por tratarnos tan bien y dejarnos así de guapas! ¡Gracias también a  M2 Visual Studio por dejarse liar siempre que se lo pedimos y por hacernos unas fotos tan chulas! Y gracias a Silvia por dejarnos su estudio para las fotos, por tirarnos el confeti y a Marco por no fotografiar el momento en el que nos pusimos a pasar la aspiradora vestidas de folclóricas. XD

Y sin más, os deseamos que los 365 días que están por venir, estén llenos de al menos, la misma cantidad de emociones, de ilusión, de amor, de salud y de felicidad que ha nos ha dejado este 2016. ¡Os queremos!

_2vs6549 _2vs6550 _2vs6567

¡Gracias por estos 365 días llenos de emociones! ¡A por otros 365 más!

Equipo LLB. 🙂

Comentarios

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.